La clave para comprar un buen traje está en “hacer la tarea” aprender a elegir entre materiales, colores, cortes y estilos hasta encontrar el que te quede mejor, además de que parte del proceso siempre, o casi siempre, debe incluir a un sastre que te pueda hacer los ajustes necesarios para verte ...